Armando Maradona llega de buen ánimo

Diego Armando Maradona llegó por fin a suelo mexicano para asumir su puesto como director técnico de Dorados de Sinaloa

El "Pelusa", escondido detrás de unos lentes de tonos rojizos, con una gorra y camiseta de color oscuro y sin afeitar, hizo escala en la Ciudad de México tras tomar un vuelo nocturno desde Buenos Aires, en el que se tomó fotos con miembros de la tripulación, sin embargo, evitó a los medios de comunicación dado que fue trasladado directamente a una sala VIP.

Maradona tomará más tarde una conexión para llegar a su destino final, Culiacán, Sinaloa, donde será presentado con su afición y el personal de su nuevo club.

Un puñado de camarógrafos que lo esperó y se fue con las manos vacías puso el lado colorido a su llegada con falsas alarmas en tres o cuatro ocasiones en las que a alguno de sus miembros le pareció ver a un señor de baja estatura y pasado de peso.

"Es un tipo simpático, a pesar de la desvelada se mostró contento", reveló uno de los empleados de tráfico del aeropuerto que tuvo acceso al argentino y salió feliz por haber saludado al mejor jugador del Mundial que México organizó hace 32 años.

Este sábado, Maradona llegará a Culiacán, donde vivirá en una lujosa residencia, para ser presentado a los medios el lunes y preparar su debut el 15 de septiembre cuando su equipo recibirá a los Cafetaleros de Tapachula en la jornada 8 de la Liga de Ascenso.

Los Dorados han tenido un difícil inicio en el torneo Apertura 2018 en el que suman tres empates, tres derrotas y tres puntos con los que aparecen en el decimotercer lugar con apenas un par de goles anotados y siete recibidos.

Además de tratar de hilvanar una racha ganadora en la liga y buscar el pase a la liguilla de los ocho mejores, Maradona también tendrá el reto de que los Dorados sean protagonistas en la Copa MX en la que el conjunto de Sinaloa está asegurado en los octavos de finales.