Afinan últimos pasos para nueva e-factura

El nuevo proceso de cancelación de facturas es el último paso que los contribuyentes deben adoptar en el esquema de la última versión de e-factura

Ciudad de México

Hasta el viernes pasado, se tenía planeado que este último proceso comenzara a ser obligatorio a partir del primero de septiembre, sin embargo, como en muchos otros procedimientos de la nueva factura electrónica, debido a la complejidad tecnológica que representa, los contribuyentes no estaban listos para adoptar la medida.

Por esta razón, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) dio una extensión del plazo para la adopción, al 1 de noviembre, por lo que ahora los emisores cuentan con dos meses adicionales para ajustarse al nuevo proceso de cancelación de facturas.

A partir del 1 de noviembre, para que un emisor pueda cancelar una factura, es obligatorio que éste solicite al receptor su aprobación, de lo contrario la cancelación no puede efectuarse.

Si bien se trata de una mejora en el proceso, ya que permite que tanto el emisor como el receptor aprueben la cancelación y así ambos tengan conocimiento de la inexistencia de los documentos fiscales, no todos los contribuyentes cuentan con sistemas contables y administrativos ligados al sistema del SAT, explicó Enrique Velderrain, especialista fiscal en Velderrain y Asociados.

Según dijo, muchas empresas están en proceso de modernizar sus sistemas electrónicos para incorporar este nuevo proceso de cancelación, por lo que la extensión del plazo resultará de gran ayuda.