Advierten por riesgos de incendios forestales. Calor y sequía, combinación letal

Exhortan a la población no tirar colillas de cigarro en carreteras

Brownsville, Tx.- Ante las altas temperaturas registradas en esta región, se advierte que los efectos de la sequía se mantienen en el Valle del Sur de Texas, estableciéndose la alerta de incendios forestales por personas que tiran de colillas de cigarro encendidas.

La combinación de calor, viento, sol, ausencia de lluvia y combustibles que van desde secos a críticamente secos estará en el margen de una propagación de incendios forestales potencialmente rápida.

El Centro Meteorológico de Brownsville reconoce que la sequía afecta el Valle, generando la alerta de las corporaciones y en los departamentos de bomberos en el riesgo de incendios por las condiciones de pasto seco que se registran en el área.

Por ello se mantiene la alerta ante el riesgo de incendios luego de que las condiciones son tan graves que un pequeño incendio se propague de manera rápida.

Hasta el momento no se han registrado incendios de áreas secas, sin embargo se encuentra latente el riesgo en las viviendas abandonadas, por ello se puede evitar tirar colillas de cigarro y se tomen las medidas necesarias cuando se mantengan cerca de las áreas secas.

Caso de realizar fogatas en el exterior de la vivienda, ser muy cuidadoso con el uso del carbón y la leña para evitar las situaciones de riesgo.

Durante el verano, los problemas se han hecho mayores porque se ha mantenido seco el pasto ocasionado por las altas temperaturas registradas y las condiciones climáticas, que está afectando a la vegetación de manera drástica en esta región.

La recomendación está latente y se ha prohibido la quema de basura, hojas y árboles secos que se quedan en la casa, mientras que la ciudad realiza acciones de limpieza para evitar que puedan provocar accidentes.

Las casas de madera y las de ladrillo también pueden representar un riesgo, por lo que se requiere que se solicite a los propietarios que sellen las propiedades para que no se lleven a cabo las circunstancias que pueden acabar con su inmueble, en caso de un accidente por incendio.