buscar noticiasbuscar noticias

Algunos mueren por falta de agua

Los contrabandistas dejan a migrantes caminando distancias largas en esa zona peligrosa, de entre 25 y 80 kilómetros, con temperaturas que rebasan los 38 grados Celsius

FALFURRIAS, TX.- El patrullero de la Oficina del Sheriff del Condado Brooks, Roberto Castañón, dice que la Patrulla Fronteriza solía tener una mayor presencia en los alrededores del retén de carretera, pero que al parecer ahora hay más agentes siendo usados para ayudar a lidiar con el creciente flujo de familias y niños solos que cruzan el fronterizo río Bravo para entregarse a las autoridades y solicitar asilo. 

La Patrulla Fronteriza no respondió de momento a una pregunta sobre los cambios en el uso de su personal.

Algunos mueren por falta de agua

"Creo que la gente lo está aprovechando", dijo Castañón.

Pero no es tan simple. Los contrabandistas pueden dejar a los migrantes caminando distancias largas en esa zona peligrosa, de entre 25 y 80 kilómetros (15 y 50 millas), con temperaturas que en ocasiones rebasan los 38 grados Celsius (100 Fahrenheit). 

Algunos migrantes han conseguido hacer llamadas de emergencia a grupos de ayuda, que se coordinan con las autoridades locales o la Patrulla Fronteriza para rescatarlos.

Este mes, una mujer cerca de Van Horn, Texas, sintió que estaba a punto de morir por falta de agua, pero consiguió llamar a un grupo de ayuda vinculado con Canales, que alertó a las autoridades. Éstas pudieron ubicar las coordenadas de la llamada y encontrar a la mujer.

"Algunos no sobreviven. Mueren por falta de agua, comida o problemas de salud. Se desploman y ahí quedan hasta que alguien encuentra sus cadáveres y nos llama para que los recojamos", dijo Castañón.

El grupo de ayuda de Canales y otros han trabajado para ganarse la confianza entre los granjeros para poder acceder a algunas de sus tierras junto al sendero al norte de la frontera.

"Las personas tienen una naturaleza humanitaria. Pueden ser muy conservadores políticamente, pero no quieren que la gente muera", dijo Canales.

El activista compara esa región llena de granjas con el desierto en Arizona, donde las muertes de migrantes han sido un problema persistente.

imagen-cuerpo

Canales limpia una gota de agua, llena bidones que se encuentran esparcidos por un vasto valle de ranchos y matorrales.

imagen-cuerpo

Están ahí para los migrantes que se aventuran en el terreno accidentado para evitar ser atrapados y enviados de regreso a México.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD