buscar noticiasbuscar noticias

Afirman que reforma eléctrica desfavorece a energías limpias

La iniciativa preferente enviada por el Ejecutivo para realizar cambios en la regulación eléctrica desfavorece el uso de energías limpias y menos costosas que la generada con fuentes fósiles

De acuerdo con un análisis económico realizado por la institución bancaria, favorecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) va en detrimento de los inversionistas privados que han apostado por el País.

 "Esta reforma tiene como principal objetivo fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en detrimento de los inversionistas privados que habían decidido invertir en el País, bajo una serie de reglas preestablecidas.

Afirman que reforma eléctrica desfavorece a energías limpias

 "La estrategia para dicho objetivo no plantea una mayor inversión que eficientice los procesos de la CFE (empresa que tuvo pérdidas por más de 60 mil millones de pesos en los primeros 3 meses de 2020) para disminuir sus costos o aumentar las alternativas de energías renovables; sino que plantea que se le otorgue preferencia sobre opciones más eficientes en términos económicos y ecológicos", refiere el documento.

 Además, considera que aunque la justificación de la Administración es de no incrementar las tarifas y garantizar la seguridad energética, se podría tener un efecto contrario, ya que al privilegiar la generación más costosa se incrementará la presión sobre las tarifas y las finanzas públicas.

 En cuanto a la intermitencia de las energías renovables, como solar y eólica, el texto señala que la solución no es despachar primero a las energías más caras y contaminantes; sino que la eléctrica estatal debería incrementar las inversiones en las eléctricas para poder aprovechar el uso de energías limpias.

 "Es cierto que esto requiere que la CFE invierta para ser un despachador de última instancia y que esto tiene costos. Para ello se pueden diseñar mecanismos que compensen a la CFE por estas inversiones. Se podría, por ejemplo, solicitar a los nuevos inversores en energías limpias (no a los que ya entraron pues lo hicieron con bajo unas reglas preestablecidas) que realicen un pago compensatorio en situaciones en que su producción caiga por debajo de ciertos parámetros.

 "Se podría también cobrar una mayor tarifa a los usuarios para compensar a la CFE, de tal suerte que la tarifa refleje los costos en los que incurriría la compañía estatal para ser un oferente de última instancia", sugiere el análisis.

 En tanto, la iniciativa terminaría con la competencia en detrimento del mercado porque no favorece a la oferta más eficiente, sino que impone a la CFE, por lo que la iniciativa disminuiría los incentivos para ser más eficientes y no garantiza una mayor participación en el mercado eléctrico.

 "No hay duda alguna de que iniciativa otorga poder de mercado a la CFE (...) Peor todavía es que esta Ley puede desincentivar inversiones hacia el futuro, tanto en el sector energético como en todos los demás. El costo de ello es incalculable.

 "Resultará en una menor tasa de crecimiento del País, en una menor generación de empleos y en menos ingresos gubernamentales para destinar a programas sociales. Se trataría de un duro golpe a la población de menores ingresos y a todos los habitantes del país en términos de una peor salud", expone BBVA.

 La iniciativa presentada por el Ejecutivo el pasado 29 de enero, tiene como finalidad privilegiar la Comisión Federal de Electricidad (CFE) mediante el despacho de la energía que genera en sus centrales, sin importar la tecnología o costo de la energía y rezagar la generación de los privados.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD