Tamaulipas

Advierten de golpe de calor a bebes

  • Por: Pedro Ontiveros
  • 08 / Septiembre / 2018 -
  • COMPARTIR
Advierten de golpe de calor a bebes

HIDRATARSE. Tomar líquidos es una de las mejores maneras de prevenir las enfermedades producidas por las altas temperaturas.

Díaz Ordaz, Tam.- Últimamente las altas temperaturas han sido muy perseverantes en la Comarca Ribereña, lo que a encendido los focos rojos del sector salud, mismo que insiste en solicitarle a los padres de familia que extremen precauciones en los cuidados de prevención de los recién nacidos.

Es importante saber que cuando suben las temperaturas en los termómetros, los colectivos más vulnerables tienen mayor riesgo de padecer problemas como los temidos golpes de calor. 

El Sector salud, dio a conocer que los bebés, sobre todo los menores de un año, son más sensibles a padecer los daños que pueden provocar los golpes de calor, por lo que hacen un llamamiento para extremar las precauciones. 

El director de la Unidad del IMSS Prospera, José Buenaventura Maza, explicó que un golpe de calor se produce por un aumento brusco de la temperatura corporal debido a un elevado calor ambiental y que las situaciones de calor y humedad aumentan el riesgo de que se produzca. 

Advierten de golpe de calor a bebes

RECOMIENDAN. Es importante que al primer síntoma acudan cuanto antes a un médico.

-

LOS SÍNTOMAS

Los síntomas de los golpes de calor suelen ser vómitos, confusión, sueño, sensación de mareo, debilidad; si no se presta atención a los síntomas y se reacciona rápido, el golpe de calor puede ocasionar problemas mucho más graves, pudiendo llegar a provocar un fallo multiorgánico. 

En el caso de los bebés, como no pueden expresar su malestar, es importante prestar especial atención a su comportamiento y, en el caso de sospechar que el niño puede estar sufriendo un golpe de calor, es necesario llevar al pequeño a un lugar fresco y bien ventilado, de preferencia con ropa holgada y fresca, poner compresas de agua fría, darle agua en el caso de que esté consciente y acudir lo antes posible al médico para que valore la situación. 

-

CÓMO EVITARLO

José Buenaventura Maza, explicó una serie de cosas que se pueden hacer para evitar dicho mal en los bebes.

Primero que nada es importante saber que el niño pequeño siente la temperatura igual que el adulto. 

Es decir que si en verano la madre está acalorada, seguramente el bebé también lo está. No es buena idea abrigaro por si acaso: el exceso de calor puede provocar sudamina, una erupción de la piel que se produce por la obstrucción de las glándulas sudoríparas o, en el peor de los casos, un golpe de calor.

En el recién nacido podemos notar las manos y los pies fríos, pero eso no indica que esté destemplado; por el contrario, la sudoración en el cuello o la cabeza es un signo de que tiene calor.

Si se moja la ropa, hay que cambiarla (conviene llevar siempre una muda de repuesto). Eso sí, por la noche debe dormir tapado al menos con una sábana.

-

AIRE ACONDICIONADO

El niño se sentirá a gusto con una temperatura ambiental de 20 o 22 centígrados. 

En lugares calurosos, como lo es la franja fronteriza tamaulipeca, es recomendable que refresquen la casa con aire acondicionado.

Deben de saber que no es recomendable poner al bebé bajo la brisa de aire ni dejar el aparato encendido por la noche en la habitación donde descansa el pequeño. 

Para evitar la sequedad extrema que produce este sistema de refrigeración se debe ventilar la casa y, si es necesario, encender el humificador a ratos. De lo contrario, el aire seco irritará las vías respiratorias del niño.

-

CUIDADO CON EL SOL

También debemos saber que los bebes tienen la piel muy sensible, una exposición aunque sea breve puede producirle una quemadura de primer grado.

En los primeros seis meses está contraindicado proteger su piel con crema solar por el riesgo de alergia, a partir de esta edad no debe salir a la calle sin una crema infantil con factor alto. 

Además, no hay que olvidar que las cremas solares deben ser aplicadas siempre 30 minutos antes de la exposición y renovadas cada dos o tres horas. Ofrécele agua, también si toma el pecho

En tiempo de calor hay que ofrecer agua al bebé entre las tomas; si la rechaza, no se debe insistir porque es señal de que no la necesita. Los bebés alimentados al pecho suelen tomar menos agua que los alimentados con biberón, pero, cuidado, pueden pedirla en ambientes muy calurosos.

Por ultimo vamos a subrayar que es importante que a la primer sospecha que un bebe tiene golpe de calor debe llevarlo cuando antes a la dependencia de salud mas cercana.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA