Tamaulipas

Admiten la violación grave en San Fernando

  • Por: Reforma
  • 23 / Agosto / 2018 -
  • COMPARTIR
Admiten la violación grave en San Fernando

TRANQUILOS. El panorama parece haber cambiado en el corazón de San Fernando, Tamaulipas, donde los residentes recuerdan la pesadilla del 2008 al 2011.

Ciudad de México

Entre 2008 y 2011, el crimen dominaba en San Fernando, Tamaulipas, reconoció el Gobierno mexicano que ayer inició el proceso de reparación de daño para víctimas ecuatorianas de la masacre de 72 migrantes ocurrida en ese municipio en 2010.

Al cumplirse ayer 8 años del secuestro y ejecución de centroamericanos perpetrado por los Zetas, el titular de la CEAV, Jaime Rochín, notificó a las autoridades ecuatorianas la resolución con la que indemnizará a 48 personas en total, correspondiente a un sobreviviente de los hechos y a 47 familiares de cinco víctimas mortales.

Desde Quito, Rochín indicó en entrevista telefónica que, como parte de las medidas de no repetición, se reitera la preocupación por el contexto en el cual se dio la masacre.

"Ahí hay un reconocimiento específico del Estado mexicano de que estos hechos fueron violatorios graves de derechos humanos y que, en ese territorio, en esas fechas, existía una situación especial de dominio (del crimen) y de graves violaciones a derechos humanos", dijo el funcionario.

INICIAN LA COMPENSACIóN A VíCTIMAS

La Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) inició este miércoles el proceso para compensar a 48 ecuatorianos por la masacre de migrantes en San Fernando, Tamaulipas, hace ocho años.

 En una reunión en Quito, Ecuador, con autoridades de ese país, el comisionado ejecutivo de Atención a Víctimas, Jaime Rochín, comenzó el proceso de reparación a las víctimas, que contempla la articulación de medidas de restitución, rehabilitación, satisfacción y no repetición.

 Luego de la matanza el 22 de agosto de 2010, en donde 72 migrantes fueron asesinados, la CEAV determinó que existían elementos suficientes para acordar compensaciones a la víctima directa, quien fue uno de los tres sobrevivientes, y a 47 víctimas indirectas, familiares de cinco ecuatorianos que fallecieron.

 La CEAV generará los mecanismos de enlace interinstitucional para que, en conjunto con las autoridades señaladas como responsables, se brinde seguimiento al cumplimiento de los puntos recomendados.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA