buscar noticiasbuscar noticias

¿A qué temperatura está el hielo más frío de la Tierra?

Según los datos oficiales, el registro más frío se hizo en una estación meteorológica rusa en la Antártida en 1983: -89 °C

En condiciones naturales, el hierro más frío de la Tierra está en la Antártida. Lo que es difícil es decir exactamente en qué punto de la Antártida y a qué temperatura está. En 2013 se anunció que se había localizado el punto más frío de nuestro planeta en una meseta que abarca el Polo Sur en la Antártida Oriental. Y lo habían detectado mediante medidas por satélite. Pero la Organización Meteorológica Mundial no acepta ese registro como oficial y considera como registro oficial más frío el que se hizo en una estación meteorológica rusa en 1983, también en la Antártida. La temperatura que se midió con el satélite fueron -93 °C y la que se detectó en la estación meteorológica rusa fueron -89 °C.

¿Por qué no se consideran oficiales los -93 °C medidos por satélite?

¿A qué temperatura está el hielo más frío de la Tierra?

La razón es que para que se puedan considerar oficiales las medidas es imprescindible que sean fiables y trazables al Sistema Internacional de Unidades. Si no existe esa referencia común es imposible que esas medidas puedan ser comparables. Y ahí es donde entra el trabajo de los metrólogos que es el mío, yo soy metróloga no meteoróloga. El trabajo de un metrólogo o una metróloga es asegurar que todas las medidas, no solo las de temperatura, sino también las del resto de magnitudes, sean trazables, es decir que puedan ser relacionadas con el Sistema Internacional de Unidades mediante una cadena ininterrumpida de comparaciones. Nosotros nos encargamos de desarrollar métodos y protocolos de medidas para poder evaluar todas las influencias que afectan a la exactitud de las medidas de forma que se pueda asegurar su trazabilidad.

Las medidas tomadas por satélites no son oficiales o no se pueden considerar suficientemente fiables porque para que las medidas sean trazables los instrumentos de medida tienen que estar calibrados. El problema con los satélites es que los instrumentos de medida que llevan los puedes calibrar en tierra, pero una vez montados en satélite, sufren el viaje hasta el espacio exterior y entran en órbita, y ahí están sometidos a vibraciones y cambios que provocan derivas. Todo eso puede causar que estos instrumentos tengan errores que no es posible controlar desde tierra porque es complicado calibrarlos cuando están en el espacio. 

Excepto por ese problema de exactitud de la calibración en vuelo, las medidas de los satélites son ideales porque abarcan toda la Tierra. El problema de las medidas en tierra, sean o no en estaciones meteorológicas es que son puntuales. Puedes estar midiendo la temperatura del aire, pero en un punto exacto y concreto y los satélites abarcan más. En el fondo esa sería la forma ideal para medir, desde un satélite. El único problema es la dificultad para validar estas medidas. Pero ese es solo un problema tecnológico que se acabará resolviendo. Además, todas esas medidas son esenciales para desarrollar los modelos climáticos y para estudiar el calentamiento global.

Pero para responder a tu pregunta, se puede decir que el punto más frío de la Tierra donde se pueden encontrar el hielo más frío está en la Antártida, cerca del Polo Sur, en la meseta antártica oriental, pero no se puede decir el punto exacto y a qué temperatura exacta. Al menos de momento.

Pero esto que cuento sobre la Antártida es cuando hablamos del hielo más frío en condiciones naturales. Si hablamos de condiciones artificiales se puede bajar más la temperatura. Lo que no se puede es llegar al 0 absoluto que es el 0 K (kelvin) o -273,15 °C. Para eso se necesitaría una cantidad de energía infinita. Se ha bajado mucho, se ha llegado hasta el 1 x 10-6. Pero también, desde el punto de vista de la metrología es muy difícil asegurar que se ha llegado a esas temperaturas porque por debajo de un milikelvin, es decir, 0.001 K o -273,149 °C, la temperatura no está definida, no hay sistemas definidos para asegurar la trazabilidad y fiabilidad de la que hablábamos antes.

Dolores del Campo  es jefa del Área de Termodinámica y Medioambiente del Centro Español de Metrología


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD