Escena

A bucear en caribe mexicano

Arrecife Colombia, en Cozumel una intensa aventura mar adentro

  • Por: Reforma
  • 09 / Septiembre / 2018 -
  • COMPARTIR
A bucear en caribe mexicano

Cozumel, Quintana Roo

Lo más sorprendente del Arrecife Colombia, en Cozumel, es la claridad de sus aguas y la vida marina salvaje que puedes encontrar, incluso, sin saber bucear.

Ubicado a unos 15 minutos a bordo de una embarcación desde Playa Palancar -un rincón casi virgen y con un rústico club de playa-, en el sur de la isla, este arrecife está muy cerca de un lugar de ensueño habitado por estrellas de mar: El Cielo.

PROFUNDOS SECRETOS

Practicar esnórquel en el Arrecife Colombia, de seis metros de profundidad, permite tener un encuentro con los secretos del mar y entender por qué el océano y sus profundidades han fascinado, a lo largo de la historia de la humanidad, a dioses griegos, héroes míticos y viajeros de carne y hueso.

Atentos a las instrucciones de Pedro, guía de Dalila Divers Palancar, practicamos las señales básicas para comunicarnos dentro del mar. Con equipo de esnórquel debes ser capaz de expresar si estás en peligro y, lo más importante, si estás feliz.

"¿Cómo están?", pregunta Pedro en voz alta al grupo de 12 personas que estamos por esnorquelear.

TODOS FELICES

Todos respondemos con una enorme sonrisa y carcajadas, al tiempo que damos ligeros golpes con los puños cerrados a los costados de nuestra cabeza. Ésta es la señal de la felicidad.

Uno a uno nos tiramos con chaleco, máscara y aletas esperando lo mejor.

De pronto, el guía grita: "¡mantarrayas!". No hemos logrado ajustar aún los visores, pero cada quien nada lo más rápido posible para avistarlas.  

"¡Tiburón gato!", dice ahora el líder. Jamás imaginamos apreciar tan nítidamente a estos escualos que nadan impasibles en el fondo marino, así como un cardumen de barracudas y algunos peces globo, jureles y langostas.

A SUMERGIRSE

Alonso, un segundo guía que va detrás del grupo, señala hacia abajo e indica la técnica correcta para sumergirse, luego de ver varios intentos fallidos de algunos participantes.

Pedro, por su parte, desciende en línea vertical uno a uno los metros hasta alcanzar el fondo marino y se recuesta boca arriba para reposar por varios minutos en un espectacular acto de apnea.

Una viajera responde al acto con la señal de la felicidad -recién aprendida- como muestra de agradecimiento ante lo presenciado.

El Arrecife Colombia, hogar de meros, tortugas, tiburones nodriza, rayas águila y langostas, así como de esponjas, anémonas y corales (de barril y abanicos, entre otros), junto con el sitio llamado El Cielo, motivan a sacudir la cabeza una y otra vez con los puños.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA