buscar noticiasbuscar noticias

¡A brillar en Tokio!

Una nueva oportunidad se abre para México al confirmarse la cita veraniega en julio próximo

Ciudad de México.

¡A brillar en Tokio!

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 marcarán una nueva etapa para el deporte mexicano. 

Las disciplinas en las que históricamente ha destacado México, como el taekwondo y los clavados, deberán ratificar esa condición pese al aplazamiento de la justa debido a la pandemia de Covid-19, pues las obligó a reestructurar sus planes de trabajo.

Gracias a los formatos de competencia, la justa nipona también abre la puerta para que deportes tricolores como el softbol y beisbol, ambos clasificados, y el debut de otros como el karate, donde México ha tenido campeones mundiales, permiten albergar esperanzas de podio en una delegación que se espera quede integrada por unos 150 deportistas.

Aunque el cambio de fecha de la cita olímpica rompió la inercia que traían los deportistas mexicanos al haber terminado terceros en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, se esperan buenos resultados en especialidades como el tiro con arco y la gimnasia artística, entro otros.

Para esto, la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) mantiene altas sus expectativas, sin embargo, las ha matizado un poco, pues en noviembre de 2019, la titular de la Conade, Ana Guevara, hablaba de 10 medallas, pero hace un par de meses declaró en una entrevista televisiva que, de acuerdo con sus proyecciones y tras los impactos de la pandemia por Covid-19, habrían 22 finalistas “de los cuáles algunos terminarán entre cuarto y octavo, pero ahí están implícitas medallas, sin entrar en detalles”.

En contraste, Carlos Padilla, presidente del Comité Olímpico Mexicano (COM) espera que, por lo menos, se iguale la cosecha de Río 2016, es decir ganar por lo menos cinco preseas.,

ELEGANCIA TRICOLOR

La medallista de bronce mundial Alexa Moreno es otra de las cartas fuertes de la delegación tricolor para Tokio 2020. 

Sus ejecuciones en el salto de caballo, aparato en el que subió al podio en la justa del orbe de Doha 2018, la perfilaron como una de las favoritas a los metales en los Juegos.

El aplazamiento de los Juegos le permitió afinar sus rutinas y la bajacaliforniana confía en llegar con buen nivel al pabellón olímpico y mejorar por mucho lo hecho en Río 2016, escenario en el que fue víctima de bullying por su físico, desagradable experiencia que, aseguró, ya dejó atrás.

A LA EXPECTATIVA

El oro en los Juegos Panamericanos de Lima 2019 y el título mundial por relevos impulsaron a la pentatleta Mariana Arceo para estar considerada entre las potenciales medallistas en Tokio 2020.

Su histórica clasificación olímpica, precisamente en la justa continental, le abrió el panorama para integrarse al selecto grupo de deportistas mexicanos con serias aspiraciones en los que serán sus primeros Juegos.

Ahora solo se espera que haber padecido Covid-19 no le afecte en su desempeño, pues el coronavirus deja ciertas secuelas.

El tiro deportivo es otro deporte en el que México aspira a conseguir una presea en la fosa japonesa pues ya demostró en Río 2016 que está cerca del blanco con el cuarto lugar de Alejandra Zavala en la pistola de aire de 10 metros. 

Hasta el momento hay cinco tiradores clasificados, todos con experiencia en Copas del Mundo y Mundiales, aunque no precisamente en unos Olímpicos. 

Los resultados en el más reciente mundial de ciclismo de pista, donde México se ubicó en el top 8 de la velocidad por equipos femenil, colocan a esta disciplina con posibilidades de regresar al podio luego de que Belem Guerrero se agenciara la plata en la prueba por puntos de Atenas 2004.

La Federación Mexicana de Ciclismo aún no define a las ocupantes de las plazas que el País tiene, pero Jessica Salazar y Daniela Gaxiola, quienes consiguieron la clasificación se perfilan para ser las seleccionadas olímpicas.

EN EL DIAMANTE 

Desde que se clasificó a los Juegos, tanto las jugadoras como el presidente de la Federación Mexicana de Softbol declararon que México era candidato al podio, no sólo por el formato de competencia de seis equipos, también porque ya le habían ganado antes a prácticamente todos los equipos clasificados.

El equipo mexicano debuta el 21 de julio, dos días antes de la inauguración de los Juegos, enfrentando a Canadá.

La Conade contempla a este deporte como potencial medallista en los Juegos y de conseguir un metal se convertiría en el primer deporte de conjunto femenil que suba a un podio en citas veraniegas.

En el beisbol también compiten solo seis equipos y aunque en este deporte otros países clasificados hasta el momento, como los anfitriones y Corea del Sur, son más fuertes que la novena tricolor, se tienen expectativas de presea. 

Faltan por clasificar los campeones de América (donde Estados Unidos, Cuba y Dominicana, potencias en la disciplina, buscan ese lugar) y del torneo Intercontinental, ambos con fechas por definir.

POR EL DOMINIO

Los clavados y el taekwondo, que prácticamente desde Sydney 2000 han regresado con medallas al cuello, son dos de las cartas fuertes de la delegación mexicana en los escenarios japoneses.

Aunque faltan los selectivos internos para definir a los seleccionados olímpicos en ambas disciplinas, las expectativas están puestas en la triple medallista en taekwondo María del Rosario Espinoza y de la clavadista Paola Espinosa.

Sin embargo, María debe eliminarse con la medallista mundial Briseida Acosta, pero en cualquier caso, ambas son vistas como potenciales top tres en los tatamis japoneses.

En el caso de los clavados, se aspira a llegar con equipo completo y las mayores esperanzas están puestas en las pruebas sincronizadas en ambas ramas.

Tiro con arco aún debe conseguir las plazas por equipos, en los que se tienen depositadas las esperanzas de conseguir un metal por primera vez en la historia, principalmente el equipo femenil que ya fue subcampeón mundial.

En el atletismo, la mira está puesta en la caminata femenil, específicamente en las piernas de la subcampeona mundial Sub 20 en 2018 Alegna González, a quien solo podría pesarle su inexperiencia en Juegos Olímpicos para no tener un buen desempeño.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD