Escena

40 años de Star Wars dejan incalculable huella cultural

  • Por: El Norte
  • 04 / Mayo / 2017 - 10:23 a.m.
  • COMPARTIR
40 años de Star Wars dejan incalculable huella cultural

Monterrey, México.- La huella cultural que desde hace mucho tiempo, en una galaxia muy lejana, han dejado los entrañables personajes de Star Wars a nivel internacional es incalculable.

Hoy, en el Día de Star Wars, celebrado anualmente el 4 de mayo por el parecido del nombre de la fecha en inglés con la icónica frase "May the Force be with you", millones de fans de todo el mundo festejan la saga creada por George Lucas.

A cuatro décadas de la primera película de la serie, estrenada el 25 de mayo de 1977, Star Wars ha dejado un legado no sólo en el cine, sino en la manera en que refleja la sociedad y une a sus seguidores.

NUEVA FORMA DE HACER CINE

Si bien el primer blockbuster moderno en el séptimo arte fue Tiburón, es con Una Nueva Esperanza, primer lanzamiento de Star Wars, que se perfecciona el modelo de un filme taquillero en el cine y en las jugueterías, comparte el cineasta Carlos García Campillo.

"La saga se impulsó mucho gracias a las campañas de mercadotecnia, a todos los productos alrededor de la película, todo lo coleccionable que se volvió un fenómeno industrial", explica.

Con la parafernalia, los fans tuvieron un acercamiento tangible a las películas, lo que se reforzó con la naturaleza episódica de contar la historia, una idea inspirada en el antiguo cine serial, proyectado semanalmente en segmentos cortos.

Uno de los mayores legados de Star Wars en el cine fue el énfasis en los efectos especiales, trabajados por la empresa Industrial Light & Magic, fundada por George Lucas y de la que luego brotaron los estudios Pixar.

Igual de importante fue el diseño sonoro de las películas, que además de impulsar que las salas de cine estuvieran equipadas con sistemas de sonido envolvente, generó recuerdos auditivos que ahora son parte del imaginario cultural, añade García Campillo.

"El sonido espectacular de los blockbusters viene de ahí, de una película para la que se crearon tantos sonidos nuevos y ahora bien conocidos, como el movimiento de los sables de luz, la respiración de Darth Vader o los gruñidos de Chewbacca", comparte.

ES UNIVERSAL

Hay una escena en El Regreso del Jedi, película final de la trilogía original de Star Wars, donde el androide C-3PO, rodeado de los pequeños y peludos Ewoks, recita para ellos las aventuras de los personajes principales.

Este momento, indica el psicoanalista Héctor Mendoza, refleja uno de los mayores logros de la serie: la preocupación por crear una narrativa y una mitología compartida por generaciones.

"Star Wars le da un poder al cine como nuestro referente actual de la posibilidad de contar historias fantásticas y con ellas transmitir sabiduría, como antes eran los mitos de todas las culturas", expresa.

El mejor ejemplo del arquetipo popularizado por las películas es la historia del camino del héroe, un personaje que debe separarse de su entorno, iniciarse en su aventura y regresar triunfador, añade el catedrático de la Facultad de Psicología de la UANL.

Esta fórmula, replicada en tramas de otras series como Harry Potter y Los Juegos del Hambre, se presenta en la historia de Luke Skywalker, quien huye de su natal Tatooine y deja atrás todo su pasado cuando se entera que Darth Vader es su padre.

"En varias culturas a nivel mundial se hacen cortes, a veces literales como una circuncisión, a veces simbólicos como el regalo de una última muñeca a la quinceañera, pero son rituales de iniciación, momentos que marcan el fin de una etapa", detalla.

"Cuando Darth Vader le corta la mano a Luke, es una manera de acabar tajantemente con su pasado, con la versión idealizada que tenía de su padre, y esto es más interesante aún con el detalle de que en esa batalla pierde la espada de su padre".

Con el lanzamiento de El Despertar de la Fuerza en el 2015 y el futuro estreno de Los Últimos Jedi en diciembre de este año, la saga innova al presentar este mismo arco heroico en un personaje femenino y desafiar los roles de género, agrega.

UNIDOS POR LA SAGA

Detrás de la máscara y del traje de vinil de Darth Vader que porta, Samuel Salazar, presidente del Star Wars Club Monterrey, disfruta compartir su pasión para alegrar a otras personas.

El club, con unos 40 integrantes, nació como una agrupación de fans que se reunía para ver las películas de la saga y conversar sobre ella, pero luego incluyó en sus actividades visitas a sitios como hospitales y casas hogar, a donde acuden caracterizados de distintos personajes.

"Es bueno que muchos de nosotros interpretemos personajes con máscaras, porque es un reto levantarle el ánimo a un niño en una condición muy delicada, pero tienes que ser valiente y ayudarle a que sienta un momento de alivio y felicidad", comparte.

El grupo, que incluye niños y adultos, también convive en eventos como convenciones, desfiles y, por supuesto, en el cine cuando se estrena una película de la saga.

Entre ellos, como en agrupaciones de fans a nivel mundial, añade Salazar, el gusto por la Fuerza ha forjado amistades que continuarán fortaleciéndose con cada capítulo de esta historia universal.

UNA HISTORIA DE ÉXITO

- Menos de 40 cines en Estados Unidos estuvieron de acuerdo con la proyección de la primera película de Star Wars en 1977, porque no creían que sería un éxito. Hoy no hay cine que no programe un nuevo lanzamiento de la saga.

- Los ocho filmes de Star Wars lanzados hasta ahora (incluyendo el spin off Rogue One) han recaudado más de 7 mil 400 millones de dólares en taquilla.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA