Noticias

4 venezolanos muertos y 20 desaparecidos al hundirse el barco

El Gobierno de Maduro, que dictó el cierre de la frontera con la isla, no se ha referido aún al incidente

  • Por: El País
  • 12 / Enero / 2018 - 08:10 a.m.
  • COMPARTIR
4 venezolanos muertos y 20 desaparecidos al hundirse el barco

Cuatro venezolanos, dos mujeres y dos hombres, fueron hallados muertos en la zona costera de Koraal Tabak, en el norte de la isla holandesa de Curazao, ubicada a unos 80 kilómetros al norte de Venezuela. Las autoridades locales y algunos medios venezolanos han informado de que fallecieron cuando la barca en la que viajaban se hundió no muy lejos de la costa, al intentar cruzar clandestinamente a territorio curazoleño. Otras 20 personas, tripulantes de la embarcación —todas menores de 30 años— permanecen desaparecidas.

El buque había salido desde el poblado de San José de la Costa, en el Estado de Falcón, ubicado al occidente del país. Las autoridades curazoleñas informaron de que la embarcación, que iba con sobrepeso, chocó contra rocas no muy lejos de la costa y se hundió irremediablemente. Los familiares de las víctimas se han trasladado a La Vela de Coro, capital de Falcón, para denunciar la desaparición de los jóvenes.

Cuatro venezolanos muertos y 20 desaparecidos al hundirse el barco en el que intentaban llegar a Curazao Maduro cierra durante 72 horas las fronteras con Curazao, Aruba y Bonaire

La noticia constituye una rareza: medios curazoleños han afirmado que esta sería la primera vez que ciudadanos venezolanos murieron intentando entrar ilegalmente a este territorio autónomo perteneciente a los Países Bajos, tradicionalmente un destino muy popular de vacaciones y compras. 

La presión de la crisis económica y social venezolana, que está empujando a miles de personas a emigrar desesperadamente a los países vecinos, ha tenido muy ocupada a la Guardia Costera curazoleña durante estos meses, recibiendo y deportando a personas indocumentadas. En torno a esta tragedia se ha conocido que los emigrantes han pagado hasta 100 dólares por conseguir un lugar en una embarcación que les permita salir del país. Algunos informes revelan que, en este momento, en la vecina isla holandesa de Aruba, de menos de 200 kilómetros cuadrados, viven unos 12.000 venezolanos.

"El año pasado hubo 36 venezolanos que intentaron entrar en Aruba de forma ilegal y en el pasado ha muerto gente que ha intenado llegar a la isla", señala Roderick Gouverneur, oficial de la Guardia Costera del Caribe holandés. Gouverneur explica que las aguas que rodean a las antillas son difíciles para la navegación, sobre todo para tripulantes que no conocen las rutas marítimas, por lo que hay mucho accidentes de botes que se estrellan con rocas. La Guardia ha encontrado restos de la embarcación, gasolina y artículos personales, como ropa y zapatos, y continúa buscando a posibles supervivientes.

El accidente de esta embarcación tiene lugar casi al mismo tiempo en que el Gobierno venezolano de Nicolás Maduro había anunciado el cierre temporal de todas las comunicaciones entre Venezuela y las islas de Curazao, Aruba y Bonaire, argumentando la necesidad de controlar el tráfico de productos venezolanos hacia estos territorios holandeses. Esta medida generó discordias con las autoridades de estas islas y el propio Gobierno holandés. Hace poco, Maduro anunció que el cierre fronterizo continuaría en vigor durante tres días adicionales.

Aunque el director de Protección Civil de Venezuela, Gregorio Montaño, ha reconocido lo ocurrido en las costas de Falcón, los altos mandos del país han guardado silencio en torno al incidente.

Un muerto y 59 detenidos por saqueos

La endiablada dinámica de la crisis económica y social venezolana continúa su curso. Tras los incidentes del mes de diciembre, el comienzo de 2018 y las fiestas del día de Reyes han comenzado con una nueva secuencia de desórdenes y motines ante la escasez de comida y las crónicas insuficiencias cotidianas en materia de servicios sanitarios y gasolina. Han sido protestas circunscritas a focos específicos, controladas por las autoridades, pero con una dimensión creciente.

En Ciudad Guayana, en el Estado de Bolívar, 30 comercios se han visto afectados, con un saldo de 40 detenidos. Algunos reportes han atestiguado la toma de camiones que distribuían comida o papel higiénico por turbas enfurecidas. En los Estados de Trujillo y Portuguesa hubo también protestas, con conatos de saqueos, controlados finalmente por la Guardia Nacional Bolivariana.

Los intentos de asaltar vehículos que transportan comida también ocurrieron en algunas localidades de los Estados de Anzoátegui, Guárico y Apure. Un camión que transportaba cerveza fue tomado en la avenida Cajigal, en pleno centro de Barcelona, capital del Estado de Anzoátegui. En San Juan de los Morros, capital de Guárico, algunos vecinos interceptaron y desvalijaron otro camión que traía avena procesada para ser despachada en Caracas. En Apure, entidad del llano venezolano fronteriza con Colombia, una de las más empobrecidas del país, un grupo de cerca de 500 personas se apropiaron de comida transportada por carretera.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA