Reynosa

Una práctica nada aconsejable. Automedicación en los niños

Padres de familia tienen que entender que no deben ‘jugar a ser médicos’

  • Por: Fabiola Nevárez
  • 19 / Abril / 2017 -
  • COMPARTIR
Una práctica nada aconsejable. Automedicación en los niños

Mala práctica. Automedicar a los menores puede causar desde alergias severas, hasta intoxicaciones, o bien, la muerte; lo mejor es consultar siempre a un pediatra.

Por evitar perder el tiempo o por autosuficiencia, muchos padres de familia suelen automedicar a los niños, práctica para nada aconsejable ya que puede ser incluso mortal para la salud de los menores.

‘‘Los errores mas comunes por los papás son los de administrar los medicamentos más comunes como antibióticos para tratar la fiebre o analgésicos para el dolor de estómago, sin embargo, deben de entender que eso de “jugar a los médicos” con sus hijos, cuando que el niño esté enfermo puede ser fatal”, confirma el pediatra Enrique Silva, 

Dijo que como padres, tienden a pensar que no hay nadie como ellos para conocer a los hijos y lo que les pasa, pero la realidad es que un pediatra siempre será el más indicado para valorar una situación e indicar cuáles son los medicamentos apropiados, en qué cantidades y cuándo o en qué momentos se les deben suministrar los mismos a los infantes, ni siquiera tratándose de una “simple” aspirina.

Recalcó la importancia de que los pequeños deben de recibir medicamentos adecuados para su edad y peso, ya que su organismo no responde de la misma forma que el de un adulto, pero como este tipo de medicamentos especiales no es muy extenso, se tiende a tratar con medicamentos para adultos, poniendo en riesgo a los niños.

Aún y cuando se piense que una situación médica o de enfermedad se tiene controlada, refirió que la realidad es que es una práctica muy peligrosa, donde se puede llegar a producir la muerte de un bebé o de un niño.

Como ejemplos, contó dos casos, uno ocurrido en España durante el año 2013 en que un bebé perdió la vida cuando sus padres le suministraron analgésicos sin ningún tipo de supervisión médica, y el otro en Bolivia, cuando una madre que deseaba calmar los vómitos de su hijo de dos años le administró un medicamento que le recomendaron, cuya dosis sugerida era de 3 gotas, de acuerdo a su peso, sin embargo, le suministró 30 y esto acabó con la vida del niño.

La verdad es que son cientos de casos anuales en los que niños presentan cuadros de intoxicación por medicamentos e ingresan a los hospitales, por lo que el pediatra recomendó no arriesgar a los pequeños tan solo por querer ahorrarse uno pesos.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA