Local

Toda una leyenda dentro del boxeo

Historia de 'Battling' Torres contada por 'Battling' junior

  • Por: Sandra Tovar, Reynosa, Tamps. / El Mañana
  • 05 / Agosto / 2012 -
  • COMPARTIR

Cuando Raymundo "Battling" Torres llegaba a casa, sigilosamente guardaba sus implementos de trabajo, por lo que sus hijos jamás supieron su verdadera profesión.

"Papá llegaba y guardaba sus cosas, yo nunca pregunté, pero una vez en la escuela un niño me dijo: ¿verdad que tu papá es boxeador?".

Raymundo junior no pudo contestar esa pregunta y no fue sino hasta que tenía siete años cuando a su casa llegó una entrega de peras, costales y guantes cuando descubrió que su padre era un famoso boxeador.

Los únicos recuerdos que tiene asegura, son los periódicos porque era muy niño cuando falleció y después descubrió cosas de él que la gente le contaba.

"Yo veía que mi padre llegaba y como era muy discreto, guardaba los guantes en el ropero.
Cuando descubrí el pedido que él había hecho a México me di cuenta que mi papá era boxeador.
Mi papá fue el mejor boxeador que ha tenido Reynosa y Tamaulipas".

Indica que su padre fue campeón Welter y el apodo tiene muchos significados, como guerrero, campeón, peleador.

Comenta que tras la muerte de su padre, no fue sino hasta que cumplió los 13 años cuando alguien le sugirió dedicarse al boxeo.

"Yo tenía los guantes de mi papá y le entré.
Comencé en la Plaza de Toros, luego me fui a vivir a Houston y cuando regresé el señor Treviño, de la Arena Coliseo, me ofreció algunas peleas".

El ofrecimiento asegura, le pareció bueno, pues en aquella época la paga era de 500 dólares y fue entonces cuando revivió la leyenda de su padre.

"De ahí empecé, yo pude hacer más, pero no tenía alguien que me dirigiera, yo era solo, nadie me decía 'no te desveles', 'no andes con muchachas', no me arrepiento porque lo hecho, hecho está".

Battling Junior indica que fue tres veces campeón nacional, uno en Fecalbox y perdió una en la WFA, en peso Súper Welter.

-¿Cuál fue tu mejor batalla y contra quién?-, se le cuestiona.

"Con los amigos, con esos perdí", responde sonriendo.

-¿Pero, en el ring?
"Tuve varias, por ejemplo, con Mario Olmedo, otra con Germán Montes, que fue el único que me noqueó, sólo dos me habían tumbado, pero él me noqueó en el cuarto round en Los Ángeles, California, para después disputar un campeonato mundial".

Recuerda que peleó con el duranguense "Panterita" Ramírez.

"Yo duré 15 años peleando, de los 18 a los 33 y me retiré, pensé que eso ya no era para mi, ya me habían dejado mal y no quería quedar peor".

-Para ti, ¿quién ha sido el mejor boxeador de Reynosa?
"Mi señor padre, y de México el 'Púas' Olivares".

-¿Tu hijo no quiere ser boxeador?
"Lo llevé un tiempo a que entrenara, pero hasta que le dije hasta aquí.
Ahorita hay otras maneras de diversión, antes salíamos a jugar, peleábamos, corríamos, ahorita los niños están encerrados con las computadoras, video juegos, ya no tienen hambre o deseos de ganar dinero".

Afirma que nunca pensó en abrir un gimnasio pues no le gustabatallar con niños.

"No batallo ni con los míos.
Prefiero batallar aquí con los tomadores", dice sonriendo, ya que actualmente tiene un pequeño bar.

La mejor satisfacción que tiene del boxeo dice, es que la gente aún recuerda tanto a su padre como a su hermano Jorge, ya que esta familia es toda una leyenda dentro del boxeo.

En Reynosa, comenta que hace falta que alguien le de satisfacción al público, ya que son los que hacen a los ídolos.

"El ídolo es para quedar bien con la gente, para que te apoyen, esforzarte y arriesgar el pellejo, echarle coraje y ganas para que la gente que fue a verte una vez, regrese.
Me ofrecieron varias peleas, en la Coliseo me pedían la pelea del retiro, pero la vela que yo apagué así se queda".

DEJA TU COMENTARIO