ARCHIVO TEMÁTICO | CLIMA

¿Y las tepocatas y víboras prietas…?

20 junio 2012

 
VOTA AQUÍ 
0
 VOTOS
  • Enviar a un amigo

    Tu mail:
    Tu nombre:
    Email de tu amigo:
     
  • REDES SOCIALES

    Meneame Fresqui
    Enchilame del.icio.us
    Facebook Google Bookmarks
    Yahoo! My Web Technorati
 

Hace doce años, a estas alturas de la contienda electoral, Vicente Fox ya traía bien lustradas sus botas puntiagudas y amartilladas para sacar a patadas al PRI de Los Pinos.

Ya usted de seguro –¿quién no?– recuerda la retahíla aquella de las víboras prietas, tepocatas, arañas ponzoñozas y otras alimañas que se dan en el rancho de San Cristóbal donde reside este personaje al que le gusta que le sigan llamando ‘‘señor presidente’’.

Después vendría un sexenio de desatinos, de estancamiento, derroche, infortunios e impunidad (con Marthita casi gobernando no muy tras bambalinas), donde nada pasó a mayores, pues le siguió otro gobierno panista de encubrimiento donde Felipe Calderón jamás le investigó nada y hasta ahora Fox se ha mantenido intocable.

Fueron otros seis años de vanagloria en lugar de andar a salto de mata.

Pero ¡ah! esta vida es una rueda, y justo en los momentos en que el barco panista naufraga y se va a pique hasta el tercer lugar, ya sabe usted quienes son los primeros en huir y en arrojarse el agua.

Al final del día, el horizonte pinta tricolor.
Y ahora, las serpientes y las tepocatas mutantes se han tornado en bichos adorables por obra y gracia de la metamorfosis electoral.

Es de entenderse entonces la jugada desesperada de Fox que se desliza azorado sin la protección de un enroque ya desmantelado sobre un tablero de ajedrez y donde el rey negro –o sea él– empieza a ser acorralado por alfiles, caballos y torres en un cerco final de inminente jaque mate.



COMO TE VES, ME VÍ n Por eso, el camaleónico Fox prepara terreno, para caer en blandito y mantenerse lejos de la próxima mira gubernamental, y no deja de causar cierto ‘‘sospechosismo’’ su insistencia –un día sí, y otro también– de que ‘‘hay que cerrar filas’’ con El Bienamado.

De seguro le aterra la sola idea de que ‘‘El Peje’’ llegue a Los Pinos (“Sería un verdadero suicidio que gane”, afirma) pues sabe que sería el primero en salir con las botas por delante, y en cambio manifiesta su apoyo –sin que nadie se lo pida– al abanderado tricolor que ya tiene en el puño el triunfo en la elección presidencial.

Ayer martes, como lo ha venido haciendo en los días recientes, la declaración para variar fue: ‘‘Este arroz ya se coció’’, al referirse a las preferencias electorales a las cuales se refirió como ‘‘irreversibles’’.

Y olvidando lo que una vez fue, el exmandatario, quien dice no sentirse traidor, puso en tela de juicio la “guerra sucia” del PAN en la contienda presidencial y los mensajes en contra del PRI y del PRD, ya que, sostuvo, “la ciudadanía no está premiando al bronco’’ (!¡).

O sea, ahí te habla Juana, la de las arracadas.

Y no podía faltar la redención: “Entiendo que los panistas no estén contentos con lo que estoy haciendo, estamos en la turbulencia, en el río bronco… al término de las elecciones las aguas volverán a su cauce”.

Ese respaldo bien vale por seis años más de impunidad para él y toda su prole, con los hermanos Bribiesca de por medio.

Bien se sabe: no es lo mismo invocar al diablo, que verlo venir…


EL EFECTO ‘‘CUCHI-CUCHI’’ n La raza brava está siendo tentada por la ‘‘dama azul’’ para ir a votar el primero de julio bajo la promesa de que recibirá como recompensa ‘‘doble’’ atención en el débito conyugal durante todo un mes.

Ya nomás falta que Afrodisio Pitongo (el salaz personaje de Catón proclive a la carnalidad, el fornicio y la concupiscencia) asome la cara y le reclame a Josefina: ‘‘¿Y el que vote tres veces, qué…?’’
Yo le aconsejaría al tal Afrodisio antes de intentar sufragar más de una vez: cuidado con la Fepade.



PARA LA RAPIÑA PÚBLICA n Los panistas de Reynosa empiezan a rezagarse en la recta final de las campañas y deberían aprender de la sabiduría de aquellos viejos políticos del molde fideliano, pero al revés: ‘‘El que no se mueve, no sale en la foto’’.


Hora de cierre.
Edición en prensas… ¡Se imprime!

Déjanos tus comentarios
blog comments powered by Disqus
» QUIÉN ES Historias de papel - Por Los Periodistas...

» LOS MÁS COMENTADOS...

  • No existen elementos