ARCHIVO TEMÁTICO | CLIMA

Bronce con sabor a oro

Por Alberto Gamboa, El Mañana -08 noviembre 2011

El Tri femenil enfrentó a Colombia por la medalla de bronce en los pasados Juegos Panamericanos, logrando la presea el conjunto mexicano en los agónicos tiempos extra. México subió al podio y entre ellas la reynosense Dinora Garza, quien se colgó el metal, metal que llenó de orgullo a toda su gente fronteriza.

La única atleta reynosense que participó en los pasados Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 no regresó con las manos vacías.
La futbolista Dinora Garza Rodríguez tuvo otra visita triunfal a su tierra, esta vez acompañada por una medalla de bronce que vale oro, pues una vez más dejó el alma en el terreno de juego, y dejó parte de su corazón en territorio tapatío en donde vivió una experiencia incomparable.

“Estoy muy contenta, muy agradecida con Dios, con la vida, con mi familia y con la gente que siempre me apoya, que son los que siempre han creído en mi, sí me siento satisfecha porque se hizo el máximo esfuerzo, se logró una medalla, pero sabemos que podemos hacer las cosas mucho mejor, estoy segura que en cuatro años vamos a estar disputando la de oro”, asegura la integrante del Tri femenil, quien luce con orgullo su pesada y refinada presea.

En menos de 10 días de competencia las futbolistas vivieron momentos de felicidad, de angustia, de impotencia y hasta de coraje, pero Dinora asegura que todas esas emociones valieron la pena al momento de subir al podio para recibir un merecido reconocimiento.

“Al subirnos al podio pasaron muchas cosas por la mente, desde que casi no calificábamos, hasta que hicimos buenos partidos, el momento en el que te ponen la medalla es especial, aunque tal vez no es la tu hubieses querido, pero al final de cuentas fue ganada, se puede decir que la de plata la ganas perdiendo, y la de bronce se gana ganado, es un sentimiento bonito”, afirma la reynosense, quien recuerda como si fuera ayer ese instante.

“Sentimos un gran alivio, un gran orgullo, sacamos toda la presión, toda la gente apoyándonos, además tener a mi familia cerca en ese momento fue algo muy especial para mi, fue un regalo para ellos por todo el sacrificio que siempre han echo”, reconoce la mejor jugadora que ha dado esta frontera.

Para la camiseta 10 del Tri no todo fue miel sobre hojuelas, pues el trago amargo de los Panamericanos le tocó en la semifinal ante Brasil, encuentro que tuvo que abandonar por una inoportuna lesión.

“Desde el calentamiento sentí esa lesión, me dio un tirón en la ingle y desde los cinco minutos de partido ya no podía, yo casi llorando volteaba a ver a mi técnico para decirle no puedo, pero él me dijo que si podía, así que terminé el primer tiempo, yo no me iba a perdonar que hubiera alguien en la banca que pudiera hacerlo mejor, pedí mi cambio, salí, y nos hacen el gol, me quise morir, pues yo decía, si hubiera estado al cien, pero bueno queda esa espinita, que se irá sacando”, comenta sin perder el buen humor que la caracteriza.

GUADALAJARA 2011, EXPERIENCIA INOLVIDABLE
Luego de haber vivido diversas experiencias en torneos internacionales, así como un mundial Sub 20 y un campeonato mundial Mayor, Dinora asegura que los Panamericanos de Guadalajara no les pide nada a estos eventos.

“El apoyo de la gente, la ciudad increíble, tenemos mucha cultura deportiva, en Guadalajara la gente se entregó siempre con México, aunque en algunos deportes pelearon el quinto o sexto puesto, me traigo ese recuerdo, fue una fiesta muy bonita y ojalá Dios me permita repetirlo, pues es algo muy bonito el ver atletas que el día de mañana podrían ser las estrellas en los Juegos Olímpicos, fue muy padre convivir con ellos, estar en esa villa, fue una satisfacción enorme, y ojalá que la podemos repetir pero en unos Juegos Olímpicos”, advierte y convierte ese comentario en su próximo objetivo.

Las 133 medallas obtenidas por la delegación mexicana para registrar un nuevo récord en estas competencias, son motivo de orgullo para Garza, quien destacó la entrega de todos sus compañeros deportistas.

“Vi deportistas muy disciplinados en lo que estaban haciendo, muy entregados, toda la presión la convirtieron en algo positivo, en algo que les va a dejar una satisfacción siempre, gracias a Dios las medallas se duplicaron a lo que se esperaba”, afirma la seleccionada nacional, quien el próximo 18 de noviembre estará nuevamente con el conjunto azteca, pues viajarán a Martinica para enfrentar a Francia en duelo de preparación previo al Torneo Pre-Olímpico a celebrarse en enero próximo en Vancouver, Canadá, donde solamente se otorgarán dos boletos.

Aunque pareciera una frase trillada, Dinora no se cansa de decir que en su tierra existe más talento, así que lanza nuevamente un recordatorio para que tanto atletas como autoridades se pongan las pilas.

“Puede haber mucho talento aquí, yo empecé jugando en la canchita de mi casa que todavía existe que es el Jorge Rodríguez y en muchos campos de pura tierra, pero siempre soñaba en algo más, y de pronto ya estaba jugando en el estadio de las Chivas, en estadios como el Maracaná, que en mi vida lo pensé, pero sí lo soñé, ojalá apoyen a ese talento perdido”, finaliza.

blog comments powered by Disqus

» Minuto x minuto