ARCHIVO TEMÁTICO | CLIMA

¡No t q-mes!

Reynosa, Tamps. / El Mañana -26 julio 2012

La directora Enlace de Michou y Mau, Esthela Ayala de Deándar, intensifica campaña de prevención

INCREMENTA. Cada año se atienden a niños que sufren accidentes por quemaduras.

Su piel se convirtió en un pergamino deslavado a consecuencia del aceite que se desparramó sobre su estómago.
Minutos antes del incidente que marcaría la vida de Edith, era una niña muy alegre e inquieta, su padre y su abuelo se prestaban a ver el futbol a través del televisor.
Ensimismados no advirtieron cuándo la pequeña se introdujo en la cocina, hasta que un grito desgarrador los alertó… la niña se quemó su pequeño estómago con el aceite hirviendo.

Estos accidentes son muy comunes en los infantes, que curiosos sin la supervisan de un adulto, exploran en los rincones de la casa, uno de los más peligrosos sin lugar a dudas es la cocina.

Los accidentes en el hogar cobran un gran número de vidas, además de dejar en muchas personas discapacidades y lesiones de todo tipo.
Cada año y sobre todo en época de vacaciones, los accidentes en el hogar se multiplican.
Las quemaduras suelen ocupar el primer lugar de accidentes, seguidos de ahogamientos y envenenamientos, siendo niños y adultos mayores la población más afectada.

Se estima que en nuestro país anualmente ocurren 130 mil accidentes por quemaduras, dejando graves secuelas y robando miles de sonrisas a niños de entre uno y diez años.

Esta grave situación ha hecho que la Fundación Michou y Mau, I. A. P. para niños quemados, alerte a los padres de familia para que en estas vacaciones no sean la regla si no la excepción.
La vida para un niño quemado suele cambiar por completo, el fuego se lleva en muchas ocasiones su alegría y el remordimiento de los padres suele atormentarlos con el doloroso si hubiera…
Es necesario poner manos a la obra y enseñarle a nuestros niños que deben evitar jugar con fuego, que se deben de alejar del agua hirviendo y que deben de tener cuidado con los cables de energía eléctrica.
La prevención es la mejor forma de tratar las quemaduras, evitando así dolor, afectaciones e incluso, la muerte.

Edith y su familia pasaron mucho tiempo en hospitales y tratamientos y hoy solo queda en la pequeña la marca de su terrible experiencia que la enfrentó con el fuego.

La directora Enlace de la fundación Michou y Mau en Reynosa, profesora Esthela Ayala de Deándar, destacó la importancia de que las familias intensifiquen los cuidados a los niños en el hogar, pues es en esta época cuando más accidentes se presentan y lo más importante es prevenirlos.

“Estamos en esta campaña de concientización, porque la prioridad es evitar que se presenten casos donde niños resulten afectados por alguna quemadura accidental y esperamos que nos apoyen las madres de familia, por el bien de sus propios hijos”.

Enlaces Patrocinados:    sillas para oficina    |   sillas secretariales    |   sillones ejecutivos

blog comments powered by Disqus

» Minuto x minuto