ARCHIVO TEMÁTICO | CLIMA

Alto al silencio

Por Carlos Espriella/McAllen, Tx./El Mañana -03 julio 2012

El Estado de Texas inicia una lucha a través de diferentes medios para combatir y crear conciencia

Maltrato. Tan sólo en el Estado de Texas durante el 2011, 231 menores fallecieron a causa del abuso infantil. EL MAÑANA/Archivo


El abuso físico, sexual y psicológico, en menores de edad, es uno de los temas de gran preocupación para autoridades y organizaciones en el estado de Texas, por lo que se lleva a cabo una lucha a través de diferentes frentes para combatir el problema, anunciando la inversión de 2.
4 millones de dólares para una campaña que dio inicio el día de ayer.

El Departamento de Servicios y Protección Familiar, DFPS, del estado de Texas, anunció el inicio de una campaña dirigida a los padres de familia, como una alternativa para combatir el abuso en menores de edad.

Bajo la lógica de que: “cuando los padres obtienen ayuda, existe una esperanza para los menores”, DFPS está enfocando sus esfuerzos en ofrecer ayuda a los padres con una inversión en la que se destinarán, solo para difusión mediática, 1.
8 millones de dólares durante los próximos dos meses, a través de una campaña estatal sin precedentes.

“Este es el primer paso para Texas, una campaña diseñada para detener el abuso antes de que éste suceda, ayudando a los padres de familia a resolver o sobrellevar todos esos problemas que detonan en frustración y estrés, que al final contribuyen en actos de violencia o negligencia en contra de los menores de edad”, declaró Howard Baldwin, comisionado de DFPS.

Baldwin enfatizó que la inversión de 2.
4 millones de dólares pretende persuadir a los padres de familia a que visiten los sitios helpandhope.
org, y ayudayesperanza.
org, para quienes hablan español, en donde podrán encontrar todo el apoyo necesario para problemas como el estrés, la ansiedad, depresión, drogas y abuso de alcohol, entre otras cosas.

¿Cuáles son las señales del abuso?
Los niños que son abusados pueden mostrar señales físicas y de comportamiento, o cambios repentinos en su desempeño escolar.
Estas señales no prueban que los niños están siendo abusados, pero pueden ser una señal de que ellos o sus familias necesitan ayuda.

Las señales generales del abuso se manifiestan en nerviosismo de los menores cuando están con adultos o temerosos de ciertos adultos.

Cuando se resisten a ir a su casa, por ejemplo, llegan temprano a la escuela o se quedan hasta tarde, los menores se muestran muy pasivos y retraídos, o agresivos y problemáticos, cansados frecuentemente o con miedo y ansiosos.

Las señales del descuido son: Faltar mucho a la escuela, rogar o robar dinero o comida, no recibir cuidados médicos o dentales necesarios, estar sucios con mucha frecuencia, consumir alcohol u otras drogas, decir que no hay nadie en casa que los cuide, mientras que las señales de abuso físico son: quemaduras, magulladuras, ojos morados y otras lesiones sin explicación, miedo aparente a uno de los padres o personas que los cuidan, magulladuras descoloridas o lesiones que estén sanando luego de faltar a la escuela.

Los menores que están sufriendo de abuso físico presentan dificultad para caminar o sentarse u otras indicaciones de lesiones en el área genital, conocimiento o comportamiento sexual más avanzado de lo normal para la edad del niño.

Y por último, en cuanto al abuso emocional se manifiesta en que el menor se comporta con demasiada madurez o inmadurez para su edad, cambios extremos en el comportamiento, retrasos en el desarrollo físico o emocional, intentos de suicidio y falta de apego emocional con el padre o madre.

Enlaces Patrocinados:    sillas para oficina    |   sillas secretariales    |   sillones ejecutivos

blog comments powered by Disqus

» Minuto x minuto